Manchas grasa

Debemos limpiar las superficies con suciedades que dificulten la aplicación de revestimientos, imprimaciones o plastes. 

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom

Materiales y herramientas

No tenemos productos para mostrar en este momento.

No tenemos productos para mostrar en este momento.

No tenemos productos para mostrar en este momento.

No tenemos productos para mostrar en este momento.

No tenemos productos para mostrar en este momento.

No tenemos productos para mostrar en este momento.

Instrucciones

Protección elementos próximos a las zonas a revestir.

Es importante tapar bien todo aquello que no se quiera pintar, de este modo evitaremos limpiar posteriormente.

 

1 Limpia y seca la superficie sobre la que vayas a aplicar la protección para asegurar la adherencia.

 

Instala plástico para cubrir elementos (muebles, lámparas, electrodomésticos...).

 

Instala y extiende fieltro sobre el suelo, así evitarás salpicaduras de material, golpes por caídas de objetos y arañazos al desplazar herramientas y material.

 

Instala papel con cinta de enmascarar para proteger de manchas y salpicaduras elementos como ventanas, zócalos, rodapiés, puertas...

 

Existe en el mercado papel con la cinta ya adherida, así como máquinas expendedoras de papel y cinta, con las que harás el trabajo más cómodo y ahorrarás en el coste del papel y cinta al comprarla por separado.

 

Haz mucho cuidado de no dejar zonas sin proteger así como de no montar con las protecciones sobre la zona a revestir, ya que una vez finalices los trabajos y retires las protecciones veras zonas sin pintura, lo que ofrecerá una apariencia poco profesional.

 

Limpieza manchas de grasa.

Proceso de trabajo: 

 

1 Eliminar, lo máximo posible, los restos sólidos de grasa mediante espátula o cepillo metálico.

 

2 Aplicación del producto con un trapo empapado en el mismo o a brocha.

 

3 Frotado de la superficie hasta disolver la incrustación y eliminar los restos con agua.

 

 

Reparación grandes agujeros y desperfectos.

Antes de alisar y nivelar una superficie para su revestimiento final, debemos rellenar los agujeros y reparar los grandes desperfectos (trabajos que requieren emplastecidos de grandes espesores). Un pintor puede llegar a una casa en la que se ha extraído la calefacción anclada en la pared, hay cuadros de luz o interruptores que han sido anulados, la vivienda es muy antigua y algunas zonas de la pared muestran el fondo de ladrillo, grietas, etc. Para solucionar este tipo de situaciones no nos servirá cualquier producto, sino sólo aquel que por un lado tenga gran capacidad de relleno para cubrir estos desperfectos y que, posteriormente, la solución aplicada no se agriete. Por otra parte, debe ser un producto que endurezca y seque rápidamente para que no ralentice nuestro trabajo.

 

1 Mezclar y amasar el producto (aproximadamente 1kg de producto por 0,5 litros de agua). La mezcla podrá ser utilizada durante 1 hora, variable según ambiente.

 

Aplicar a llana o espátula, preferiblemente ambas de acero inoxidable.

 

El secado se producirá en 2 o 3 horas para rellenos de hasta 5 mm. Para espesores superiores recomendamos no pintar o imprimar antes 24 horas (según condiciones ambientales).

 

 

Consolidar paredes enyesadas.

Es el momento de proceder a la consolidación e imprimación de superficies. Este paso es necesario para asegurar el buen comportamiento del fondo y la adherencia del plaste o revestimiento último que vayamos a utilizar para recubrir la superficie actual. Las imprimaciones están compuestas por ligantes (resinas de diferentes tipos), cargas (minerales inertes muy finos) y diluyente (agua o disolvente orgánico o sintético). Las diversas imprimaciones que existen en el mercado se distinguen por el tipo de resina o el tipo de solvente: Según el tipo de resina, las imprimaciones pueden ser de naturaleza vinílica, acrílica, alquídica, de poliuretano, etc. Las diversas resinas aportan diferentes grados de penetración, tiempos de secado, resistencias mecánicas y químicas, elasticidad, impermeabilidad, etc. Según el tipo de solvente, se utilizan dos tipos de imprimaciones para interior:

 

Imprimaciones al agua:

· Sin olor ni emanaciones (ecológicas) · Por ser al agua es más fácil limpiar la herramienta. · Tienen partículas de resina en suspensión. Por ello son de color lechoso. · Al ser más grandes, las partículas de resina tienen una menor capacidad de penetración en los conductos capilares del soporte, crean una capa y proporcionan un acabado superficial mucho mejor.

 

Imprimación al disolvente:

· La resina está disuelta y, si no tiene pigmentos, es transparente. · Tienen mucha mayor capacidad de penetración que las imprimaciones al agua. · Consolidan mucho mejor las superficies pulverulentas. · Pueden causar problemas de toxicidad al inhalarse. · Son más caras que las imprimaciones al agua.

 

 

Comparte aquí tus proyectos y consultas

Entre todos trataremos de aconsejarte de la mejor manera posible

¡Suerte con tu proyecto!

Red de profesionales

Portada.jpg

Gescon engineering

Pintura y decoración | Fachadas | Impermeabilización

Ponferrada (León)

gesconengineering.com

679 070 330

001_copia.jpg

Pindecor

Pintura y decoración | Fachadas | Impermeabilización

Ponferrada (León)

679 070 330

Etiquetas

Comprar pintura | Tienda pintura | Pintura online | Como pintar | Bricolaje pintura | Pintar casa | Pintar paredes | Decorar | Decorar paredes | Colores pintura | Tendencias pintura

Pintar paredes liso | Estuco veneciano | Veladuras | Papel pintado | Pintar fachada | Barnizar madera | Pintar madera | Renovar azulejo

Isaval

  • Facebook